html> Los archivos del Dr. Benway: julio 2005 Los archivos del Dr. Benway
Contador Manipulado de visitas
PERFIL
Image hosted by Photobucket.com
Nombre: Dr.Benway
Edad: Infinita
Dios: Nyarlathotep

Pueden mandar sus ideas, sugerencias o amenazas de muerte a:
draberracion@hotmail.com

DECLARACION DE PRINCIPIOS

Practicando exorcismos en este siglo aberrante que nos contempla por encima del hombro

y aventurándose sin escolta en los callejones de la modernidad,

maldiciendo la falsa conspiración que nos mantiene entretenidos

desde el laboratorio de aberraciones dominaremos el mundo

MORDED EL POLVO DEMONIOS DE LA ESTUPIDEZ

Este blog tiene el honor de formar parte de
Image hosting by Photobucket


REORDENANDO UN POCO EL CAOS


HISTORIA
Los piratas buenos del Indico
Abbas I
La estatua de Zeus
Juan Rana
El templo de Artemisa
Vlad el Empalador
El fuego inolvidable
El Coloso de Rodas
Las Cruzadas impopulares
Mao
Bahía de Cochinos
Los jardines de Babilonia
La papisa Juana
Ching Shih
Bliztkrieg
Silvestre II


CINE
Reservoir Dogs
Ghost in the Shell
El hombre con rayos X en los ojos
Alta Fidelidad
12 hombres sin piedad
American Splendor
Izo
Los siete Magníficos
Billy el niño contra Drácula
Carlito's Way El Ascenso
Zebraman
Jesucristo Cazavampiros
Stacy El ataque de las colegialas Zombies
Kamikaze Girls
Jail Bait
Kwaidan
Mujeres Prehistóricas
Starship Troopers
Theatre of Blood
Los invasores de otros mundos
Los perros de mi mujer
Rocky Balboa
Kuroneko
Lady Snowblood
Black Snake Moan
El tesoro perdido de Atlantis
Walker, la película
Batallas sin honor ni humanidad
Female Yakuza Tale
Dead Snow


MITOLOGIA

Zeus
Hera
Afrodita
Atenea
Artemisa
Ares
Hefesto
Dionisos
Hades
Poseidon
El rapto de Perséfone
Asceplio
La boda de Eros y Psiquis
La infancia de Heracles
Las 12 pruebas de Heracles
Belerofonte
Apolo


CINE EN COMPRIMIDOS EFERVESCENTES

El Tercer Hombre
Río Bravo
Gilda
El buscavidas
Casi famosos
Smoke


MUSICA

The Doors
Appetite for Destruction
Agila
Brave
Friday Night in San Francisco
Nigel Kennedy
The Evening with John Petrucci and Jordan Rudess
Bob Dylan MTV Unplugged
Joe Bonamassa
Sailing to Philadelphia
A Feast of Wire


COMPIS LOCOS DE ATAR

Homer Simpson
Luca Torelli
Nicola Tesla (1)
Nicola Tesla (2)
Travis Bickle
John Dillinger
Chuck Norris
Philip Marlowe
Paul Kersey
Vincent Price
Científicos Chiflados

LA CONSULTA
Forfy
Higronauta


MONSTRUOS Y LEYENDAS

El basilisco
El Ghoul
El zombi
El Vampiro
El Nigromante
El Jabberwock
El Golem
El Dragón
El Ave Fénix
La lamia
El Kraken
El Roc
El Unicornio
El Wyrm


OTRAS COSAS

PI
El Almuerzo Desnudo
Mad TV
The Battle of Olympus
Genshiken
Sensible Soccer
Street fighter 2
Elfen Lied
The IT Crowd
El ejército celestial
Los ángeles de la guarda
Oleg Salenko
Samurai7
Estimado Guionista
Generación X
X-COM Terror from the Deep
Los Santos bizarros
Eureka
Filósofos Urbanos
Alone in the Dark
Australia Mola
Top 10 Robots
Football Glory
Bailes de cine
Los Cantos de Hyperion
Californication


OTROS BLOGS ABERRANTES


CULTURALES
Una página alternativa
La canción del Bardo
guasibilis
Japonés con Katsu
Micronesia en el cerebelo
El Dragón Rojo
Bloppeando


BIZACORAS
El blog ausente
La página 36
Cine, vicio, subcultura
Hijo Tonto
Aura
Clorfelamina Maleato
Kalimero's Zone
El Gabinete del Dr.Zito
Crazy Japan!
Higroblog
Pradera sin ley
Basta de Bastas
El Emperador de los Helados
Mad World
Historia Particular del Mundo


CINEFILOS
La ruina de la familia
Ice Cream You Scream
Zucine
El Gabinete del Dr.Strangelove
Henrique Lage
Un Dia de Furia
Dimensión Fantástica


RETRATISTAS DEL MUNDO
La Hila
El boletín de la cancillería
El blog de un inadaptado
La culpa es del teclado
Diario de una secretaria Anarkista
El blog de Camilo de Ory
Citas Ciegas
Confusion Time
La Mosqueperra
Strange BlogWorld
Kaleidoscope Girl
Folken


CURIOSIDADES, OTROS MUNDOS, ESFERAS PERSONALES...
La zona Porti
Gótico Málaga
Malicia en el país de las Maravillas
Lengua de gato
Lazos de sangre
Mi vida en 35 palabras
Tiempos de silencio

LA FRASE

Los sueños de la razón producen monstruos...


LINKS ALUCINANTES
Bizácoras
Bob Dylan
Antonio Reguera
Atame
Charles Bukowski
The Cure
Cinépatas
Nosologore
La Bicha 2003
Planeta Málaga

Elitevision


Archivos Recientes

Saturno 3. Kirk Douglas es el nuevo Capitán Kirk.

Dead Snow ¿Zombis Nazis? ¡¡ES POSIBLE!!

Monstruos y leyendas: El Wyrm

Historia: El Papa que pactó con el diablo

Un cuento femenino de Yakuzas. Delicias veraniegas...

Batalla sin honor y humanidad. El comienzo de una ...

200.000 visitas. Muchas gracias a todos

Las extrañas prioridades de Walker Texas Ranger

El efecto de California en los escritores borracho...

Historia: El coloso de Rodas

Image hosted by Photobucket.com

Nos trasladamos ahora al mar Egeo, a la isla de Rodas (evidentemente)para hablar
de una obra de arte calificada como una de las 7 maravillas del mundo antiguo.
Rodas es la más importante de las islas espóradas y la ciudad
del mismo nombre es la capital del archipiélago del Dodecaneso.
¿Estáis todos situados geográficamente?, pues ahora viajaremos
en el tiempo (podéis usar el sistema que os guste: El Delorian de McFly,
el túnel del tiempo de la DGT, la máquina del tiempo de Wells,
el cóctel del tiempo de Chris Peterson...)lo que os apetezca, pero eso
sí aparcar en el año 227 A.C.
Rodas era un puerto de gran importancia comercial, su situación era
privilegiada ya que estaba a medio camino de Asia Menor, Egipto y Grecia. Una
isla tan pequeñita y tan jugosa no iba a irse de rositas sin una invasió.
Macedonia (que ahora no tiene ni un equipo de fútbol decente, pero entonces
era una potencia) ambicionaba la isla, concretamente la deseaba su rey Demetrio I Poliarcetes y pensaba que no sería complicado hacerse con la islita...
En vez de arriesgar vidas en una empresa tan pequeña con
una incursión optó por su técnica de guerra favorita: El asedio.
Demetrio I era un experto en asedios, de hecho en el futuro los generales conocerían la técnica de asedio como Poliarcética, sin embargo
Rodas resistió y Demetrio I se tuvo que largar y dejar de invertir tiempo y dinero en la empresa. Como la alegría va por barrios, la ciudad de Rodas estaba pletórica ¡Habían resistido! y por supuesto gracias a los Dioses.
Se decide entonces que en Rodas se erigirá un monumento a Helios, Dios del Sol, en el puerto y todo el mundo lo vería, incluso los barcos que entraran al puerto tendrían que pasar bajo las piernas del coloso.
Se elige para dirigir la construcción Cares de Lindos, discípulo de Lisipo. La estatua va creciendo, primero un armazón de hierro sobre el que se colocaron placas de bronce. Finalmente,la estatua está lista y mide la friolera de 32 metros de altura, la noticia vuela y viajeros de todo el mundo se acercan a Rodas con el único motivo de ver la estatua.
Por desgracia el coloso aguantó poco ya que 56 años después de su debut en primera división fue destrozado por un terremoto chivato y asqueroso, del coloso sólo quedaban restos y amasijos de metal.
Los ciudadanos de Rodas estaban apesadumbrados por la pérdida de su atracción que la había hecho famosa en todo el mundo, además ahora tenían un problema ¿qué hacer con lo que queda de la estatua? retirarlo todo supone un gasto, pero para reconstruirlo hace falta, por otro lado hay quien pensaba que el coloso era un símbolo y que estuviera o no estuviera era voluntad de los dioses y estaba, hecho polvo pero estaba.
Claro en aquella época no existían las encuestas de Internet para solucionar las dudas de la gente y tampoco había tertulias de radio para preguntarle al ministro de turno, así que se consultó a un oráculo para que decidiera el destino de la montaña de metal.
El oráculo decidió que los restos se quedaran en su sitio, que era voluntad de los dioses el terremoto y que si estaba así era por algo.
Los restos aguantaron casi 900 años, hasta que los musulmanes en el 654 D.C. se llevaron el metal durante una incursión como botín.
No se supo nada del coloso hasta que en el renacimiento los artistas reivindicaron la figura gigantesca de metal que había en el puerto de Rodas.

Teología: La jerarquía del ejército celestial

Image hosted by Photobucket.com

Cuando vamos a catequesis de pequeñajos nos enseñan que existen
los ángeles y los demonios, ya está, pero según los
teólogos del Vaticano existen varios tipos de espíritus
bienaventurados y celestiales (Claro no tienen otra cosa que hacer...)
La jerarquía es esta:

PRIMERA JERARQUIA

SERAFINES: Son los más cercanos a Dios y se encargan de cantarle
alabanzas.

QUERUBINES: Son la sabiduría, se encargan de guardar la gloria de Dios

TRONOS: Llevan un registro de todos los tiempos o karmas y de las acciones
de los hombres. Son por decirlo así las ruedas del carro divino


SEGUNDA JERARQUIA

DOMINACIONES: Son los guardianes del mundo: rigen la frontera de lo finito
y lo infinito. A estos se les suele representar vestidos de
soldado y espada en mano.

VIRTUDES: Son los que se encargan de obrar milagros en la Tierra. Por ejemplo
la ascensión de Jesús a los cielos fue obrada por
Virtudes.

POTENCIAS: Guardianes del orden cósmico, de los planetas y de las
estrellas, encargados del equilibrio entre la materia y el
espíritu.

TERCERA JERARQUIA

PRINCIPADOS: Son los encargados de velar por los grandes grupos humanos
a través de la historia: razas, religiones, etnias...

ARCANGELES: Guerreros divinos, tienen una función muy importante:
Cuidar del orden de los puntos cardinales y hacer cumplir
la voluntad divina en la tierra.
Este cuerpo de soldados de élite fueron los encargados
de luchar contra los demonios. En la Biblia aparecen 3, pero
según la tradicióm hebrea hay 7:
Miguel, Raphael, Gabriel, Uriel, Haniel, Raziel y Auriel.

ANGELES: Son los mensajeros y ocupan el escalón más bajo de
la jerarquía. También son los ángeles de la
guarda. Las funciones y poderes de un ángel de la guarda
merecen un estudio aparte.

Boxeadores de leyenda: Rocky Marciano

Image hosted by Photobucket.com

Se llamaba Francis Marchegiano de Rocco.
Lo llamaban 'la bomba de superdemolición de Brockton'.
Nació el 1 de septiembre de 1923 en Brockton, Massachusets (EEUU).
Curiosamente uno de los boxeadores más grandes de todos los tiempos
empezó jugando al baseball, concretamente en el ejército de los
Estados Unidos durante la II Guerra Mundial.
No era un tipo atlético, ni alto, tenía un aire a Alfredo Landa, pero
era duro, muy duro. Era un experto en boxear cuerpo a cuerpo, debido a su corta
llegada (1,73m)no era un boxeador conservador para nada, ni era de los que
guardaban la distancia.
Realizó su primer combate profesional de boxeo el 17 de marzo de 1947,
ganando a Heses Epperson por KO en el tercer asalto.
En 1948 registró 11 peleas, ganándolas todas antes del límite, excepto la del 30 de septiembre contra Gil Cardione, que disputaron en Providence, la ciudad natal de Lovecraft. Sus rivales besaban la lona como muy tarde en el tercer asalto. En 1949 peleó 13 veces, 11 de los cuales ganando por KO.
En 1950 peleó 6 veces y en 1951 siete veces.
Cerró su temporada de ese año el 26 de octubre, peleando contra un rival legendario: Joe Louis, el bombardero de Detroit. Marciano ganó por KO.
Los triunfos antes del límite frente a Rex Layne, Joe Louis, Heses Savold y Harry (cabrito) Matthews le otorgaron la oportunidad de aspirar al título mundial.
Marciano, que recibió un golpe bajo de Walcott, en el primer asalto, estaba detrás en puntas cuando en el asalto 13 noqueó al campeón, le dio un sopapo tal que lo dejó inconsciente.
Obstentó el campeonato mundial desde el 23 de septiembre de 1952, llegó en ese combate a las 42 victorias.
Colgó los guantes a las 49 victorias, dejando atrás una carrera espectacular estando totalmente invicto.

El número PI: Un gran desconocido.

Image hosted by Photobucket.com

El número PI se define como la razón entre la longitud
de una circunferencia y su diámetro.
Puedes hacer la prueba en casa, coges un recipiente o algo redondo y mides su
circunferencia, mides su diámetro y divides el primer resultado entre
el segundo: te dará 3,14 aproximadamente (hay que tener en cuenta el
error experimental claro)

Hacia el año 1600 A.C los antiguos egipcios ya conocían PI,
segú el papiro de Rhind nos dice los siguiente de forma textual:
Corta 1/9 del diámetro
y construye un cuadrado sobre la longitud restante.
Este cuadrado tiene el mismo área que el circulo

Esto quiere decir que el valor de PI lo calculaban aproximadamente en 3,16

También en Mesopotamia se conocía PI (eso se asegura en la tablilla
de Susa) lo calculaban en 3,125

En la Grecia clásica Arquímedes se acercó un poco más
dejando el valor entre 3,1407 y 3,1428 (aparece reflejado en su obra la medida
del círculo)

Seguimos en Grecia, Ptolomeo con ayuda de un polígono de 720 lados y 60 unidades de radio se acerca hasta el valor 3,14166...

A lo largo de la historia se han acercado muchos matemáticos, hoy se sabe que
el número PI tiene decimales infinitos, pero se conocen muchos.

LOS 10.000 PRIMEROS DECIMALES DE PI

3.1415926535897932384626433832795028841971693993751058209749445923078164062862
089986280348253421170679821480865132823066470938446095505822317253594081284811
174502841027019385211055596446229489549303819644288109756659334461284756482337
867831652712019091456485669234603486104543266482133936072602491412737245870066
063155881748815209209628292540917153643678925903600113305305488204665213841469
519415116094330572703657595919530921861173819326117931051185480744623799627495
673518857527248912279381830119491298336733624406566430860213949463952247371907
021798609437027705392171762931767523846748184676694051320005681271452635608277
857713427577896091736371787214684409012249534301465495853710507922796892589235
420199561121290219608640344181598136297747713099605187072113499999983729780499
510597317328160963185950244594553469083026425223082533446850352619311881710100
031378387528865875332083814206171776691473035982534904287554687311595628638823
537875937519577818577805321712268066130019278766111959092164201989380952572010
654858632788659361533818279682303019520353018529689957736225994138912497217752
834791315155748572424541506959508295331168617278558890750983817546374649393192
550604009277016711390098488240128583616035637076601047101819429555961989467678
374494482553797747268471040475346462080466842590694912933136770289891521047521
620569660240580381501935112533824300355876402474964732639141992726042699227967
823547816360093417216412199245863150302861829745557067498385054945885869269956
909272107975093029553211653449872027559602364806654991198818347977535663698074
265425278625518184175746728909777727938000816470600161452491921732172147723501
414419735685481613611573525521334757418494684385233239073941433345477624168625
189835694855620992192221842725502542568876717904946016534668049886272327917860
857843838279679766814541009538837863609506800642251252051173929848960841284886
269456042419652850222106611863067442786220391949450471237137869609563643719172
874677646575739624138908658326459958133904780275900994657640789512694683983525
957098258226205224894077267194782684826014769909026401363944374553050682034962
524517493996514314298091906592509372216964615157098583874105978859597729754989
301617539284681382686838689427741559918559252459539594310499725246808459872736
446958486538367362226260991246080512438843904512441365497627807977156914359977
001296160894416948685558484063534220722258284886481584560285060168427394522674
676788952521385225499546667278239864565961163548862305774564980355936345681743
241125150760694794510965960940252288797108931456691368672287489405601015033086
179286809208747609178249385890097149096759852613655497818931297848216829989487
226588048575640142704775551323796414515237462343645428584447952658678210511413
547357395231134271661021359695362314429524849371871101457654035902799344037420
073105785390621983874478084784896833214457138687519435064302184531910484810053
706146806749192781911979399520614196634287544406437451237181921799983910159195
618146751426912397489409071864942319615679452080951465502252316038819301420937
621378559566389377870830390697920773467221825625996615014215030680384477345492
026054146659252014974428507325186660021324340881907104863317346496514539057962
685610055081066587969981635747363840525714591028970641401109712062804390397595
156771577004203378699360072305587631763594218731251471205329281918261861258673
215791984148488291644706095752706957220917567116722910981690915280173506712748
583222871835209353965725121083579151369882091444210067510334671103141267111369
908658516398315019701651511685171437657618351556508849099898599823873455283316
355076479185358932261854896321329330898570642046752590709154814165498594616371
802709819943099244889575712828905923233260972997120844335732654893823911932597
463667305836041428138830320382490375898524374417029132765618093773444030707469
211201913020330380197621101100449293215160842444859637669838952286847831235526
582131449576857262433441893039686426243410773226978028073189154411010446823252
716201052652272111660396665573092547110557853763466820653109896526918620564769
312570586356620185581007293606598764861179104533488503461136576867532494416680
396265797877185560845529654126654085306143444318586769751456614068007002378776
591344017127494704205622305389945613140711270004078547332699390814546646458807
972708266830634328587856983052358089330657574067954571637752542021149557615814
002501262285941302164715509792592309907965473761255176567513575178296664547791
745011299614890304639947132962107340437518957359614589019389713111790429782856
475032031986915140287080859904801094121472213179476477726224142548545403321571
853061422881375850430633217518297986622371721591607716692547487389866549494501
146540628433663937900397692656721463853067360965712091807638327166416274888800
786925602902284721040317211860820419000422966171196377921337575114959501566049
631862947265473642523081770367515906735023507283540567040386743513622224771589
150495309844489333096340878076932599397805419341447377441842631298608099888687
413260472156951623965864573021631598193195167353812974167729478672422924654366
800980676928238280689964004824354037014163149658979409243237896907069779422362
508221688957383798623001593776471651228935786015881617557829735233446042815126
272037343146531977774160319906655418763979293344195215413418994854447345673831
624993419131814809277771038638773431772075456545322077709212019051660962804909
263601975988281613323166636528619326686336062735676303544776280350450777235547
105859548702790814356240145171806246436267945612753181340783303362542327839449
753824372058353114771199260638133467768796959703098339130771098704085913374641
442822772634659470474587847787201927715280731767907707157213444730605700733492
436931138350493163128404251219256517980694113528013147013047816437885185290928
545201165839341965621349143415956258658655705526904965209858033850722426482939
728584783163057777560688876446248246857926039535277348030480290058760758251047
470916439613626760449256274204208320856611906254543372131535958450687724602901
618766795240616342522577195429162991930645537799140373404328752628889639958794
757291746426357455254079091451357111369410911939325191076020825202618798531887
705842972591677813149699009019211697173727847684726860849003377024242916513005
005168323364350389517029893922334517220138128069650117844087451960121228599371
623130171144484640903890644954440061986907548516026327505298349187407866808818
338510228334508504860825039302133219715518430635455007668282949304137765527939
751754613953984683393638304746119966538581538420568533862186725233402830871123
282789212507712629463229563989898935821167456270102183564622013496715188190973
038119800497340723961036854066431939509790190699639552453005450580685501956730
229219139339185680344903982059551002263535361920419947455385938102343955449597
783779023742161727111723643435439478221818528624085140066604433258885698670543
154706965747458550332323342107301545940516553790686627333799585115625784322988
273723198987571415957811196358330059408730681216028764962867446047746491599505
497374256269010490377819868359381465741268049256487985561453723478673303904688
383436346553794986419270563872931748723320837601123029911367938627089438799362
016295154133714248928307220126901475466847653576164773794675200490757155527819
653621323926406160136358155907422020203187277605277219005561484255518792530343
513984425322341576233610642506390497500865627109535919465897514131034822769306
247435363256916078154781811528436679570611086153315044521274739245449454236828
860613408414863776700961207151249140430272538607648236341433462351897576645216
413767969031495019108575984423919862916421939949072362346468441173940326591840
443780513338945257423995082965912285085558215725031071257012668302402929525220
118726767562204154205161841634847565169998116141010029960783869092916030288400
269104140792886215078424516709087000699282120660418371806535567252532567532861
291042487761825829765157959847035622262934860034158722980534989650226291748788
202734209222245339856264766914905562842503912757710284027998066365825488926488
025456610172967026640765590429099456815065265305371829412703369313785178609040
708667114965583434347693385781711386455873678123014587687126603489139095620099
393610310291616152881384379099042317473363948045759314931405297634757481193567
091101377517210080315590248530906692037671922033229094334676851422144773793937
517034436619910403375111735471918550464490263655128162288244625759163330391072
253837421821408835086573917715096828874782656995995744906617583441375223970968
340800535598491754173818839994469748676265516582765848358845314277568790029095
170283529716344562129640435231176006651012412006597558512761785838292041974844
236080071930457618932349229279650198751872127267507981255470958904556357921221
033346697499235630254947802490114195212382815309114079073860251522742995818072
471625916685451333123948049470791191532673430282441860414263639548000448002670
496248201792896476697583183271314251702969234889627668440323260927524960357996
469256504936818360900323809293459588970695365349406034021665443755890045632882
250545255640564482465151875471196218443965825337543885690941130315095261793780
029741207665147939425902989695946995565761218656196733786236256125216320862869
222103274889218654364802296780705765615144632046927906821207388377814233562823
608963208068222468012248261177185896381409183903673672220888321513755600372798
394004152970028783076670944474560134556417254370906979396122571429894671543578
468788614445812314593571984922528471605049221242470141214780573455105008019086
996033027634787081081754501193071412233908663938339529425786905076431006383519
834389341596131854347546495569781038293097164651438407007073604112373599843452
251610507027056235266012764848308407611830130527932054274628654036036745328651
057065874882256981579367897669742205750596834408697350201410206723585020072452
256326513410559240190274216248439140359989535394590944070469120914093870012645
600162374288021092764579310657922955249887275846101264836999892256959688159205
600101655256375678....

Si os aburrís podéis calcular el resto.

Mitología: Zeus, el jefazo de los Dioses

Image hosted by Photobucket.com

Zeus es uno de los hijos de Cronos y Rea, obstenta el título de padre
de los dioses y señor del Olimpo.
Zeus controla la luz, el día y la noche, el tiempo atmosférico...
entre sus principales tareas se encuentran mantener el equilibrio del Universo y
mantener a los dioses contentos, esto es particularmente difícil.
Las aventuras de Zeus comienzan nada más nacer, su padre Cronos era un dios
mezquino y temeroso de que su trono le fuera arrebatado por sus hijos, por eso nada
más nacían estos los devoraba.
Rea, la madre de Zeus, harta de parir para nada, dio a luz en secreto y le dio una
piedra envuelta en pañales a Cronos para que la devorara.
Lo curioso es que el engaño funcionó y Zeus se salvó de ser
devorado por su padre. Fue criado por las ninfas y alimentado por la leche
de la cabra Almaltea (por cierto que hay que ser mal padre para no distinguir
a tu hijo de una piedra).
Rea nombró a su hijo copero de Cronos (vamos que le llevaba las copas
de vino a la hora de comer) y en una de las bebidas que le sirvió
Zeus incluyó una droga que le proporcionó Metis hacía
vomitar al que la bebía a sus hijos devorados
(seguro que si la buscáis en la farmacia la encontráis sin problemas).
Cronos vomitó a la piedra y luego a Hades, Poseidón, Deméter, Hera y Hestia (los hermanos de Zeus)
Lo que siguió fue una guerra llamada Titanomaquia con dos bandos diferenciados:
- Por un lado los Titanes
- Por otro los Olímpicos, ademá les ayudaron:
- Los Cíclopes (Gigantes deun solo ojo) son:
Brontes, Estéropes y Arges
- Hecantorquiros (Gigantes de cien brazos)son:
Coto, Briareo y Gíes
Cuando ganaron la guerra los Olímpicos se repartieron el Universo así
Zeus se quedó con el cielo y con la soberaní de los dioses (tonto que
era el compi), Poseidón con el mar (y los terremotos) y Hades con el reino
de los muertos. Cuidado aquí porque por algún motivo la gente confunde
Hades con Ares, Hades es el señor del reino de los muertos, mientras que Ares
es el Dios de la Guerra.
No mucho después de ser nombrado soberano, tuvo que lidiar con una revuelta:
Apolo, Hera y Poseidón lo encadenaron, pero su Tía Tetis previendo
una guerra civil (se estaban peleando los golpistas por quién ocuparía su lugar) buscó a Briareo para que lo liberara.
Zeus castigó a sus opositores, con especial crudeza a su esposa Hera que fue
la que inició la revuelta. (La encadenó colgando del firmamento por las
muñecas con un yunque en cada pie).
Los Olímpicos se unieron de nuevo para luchar contra los Gigantes en la guerra
llamada Gigantomaquia, de nuevo Zeus y los suyos salieron victoriosos.
Su esposa oficial es su hermana Hera, pero Zeus tuvo muchas amantes y numerosos escarceos que provocaban los celos de su mujer.
Algunos de sus hijos: Hércules, Atenea, Apolo.

Primeras páginas: El país de las últimas cosas

La prolífica carrera literaria de Auster tiene en esta novela a uno de sus
puntos sacrílegos más importantes: Una chica mimada y pija escribe una carta a su novio desde el país de las últimas cosas.
Todo es desolación en la ciudad: la gente se apunta a clubes de suicidio,
los corredores corren hasta caer de cansancio y mueren desfallecidos,
la gente paga para que asesinos a sueldo les liquiden,
el paisaje cambia, la gente no es fiable...
El desgarrador relato de Auster retrata una ciudad imaginaria,
pero quién sabe si realmente la ciudad que describe Anna Blume
no existe de forma encubierta en nuestra sociedad.
Aquí os dejo la primera página:


Estas son las últimas cosas - escribía ella-. Desaparecen una a una y
no vuelven nunca más.
Puedo hablarte de las que yo he visto, de las que ya no existen;
pero dudo que haya tiempo para ello.
Ahora todo ocurre tan rápidamente que no puedo seguir en ritmo.
No espero que me entiendas. Tú no has visto nada de esto y
aunque lo intentaras no podrías imaginártelo.
Estas son las últimas cosas. Una casa está aquí
un día y al día siguiente desaparece.
Una calle por la que uno caminaba ayer, hoy ya no está aquí.
Incluso el clima cambia continuamente: un día de sol, seguido
de uno de lluvia, uno día de nieve, luego unoi de niebla; templado, después fresco, seguido de viento de quietud; un rato de frío
intenso y hoy, por ejemplo, en pleno invierno una tarde de luz esplendorosa,
tan cálida que no necesitas llevar más que un jersey.
Cuando vives en la ciudad, aprendes a no dar nada por sentado.
Cierras los ojos un momento, o te das la vuelta para mirar otra cosa
y aquella que tenías delante desaparece de repente.
Nada perdura, ya ves ni siquiera los pensamientos de tu interior.

Historia: Las Cruzadas impopulares

Image hosted by Photobucket.com

Uno de los episodios más sórdidos de la historia es sin duda el
reiterado empeño europeo de recuperar los santos lugares.
Cuando se habla de las Cruzadas inmediatamente a todo el mundo se le llena
la boca hablando de Ricardo Corazón de León. Pero se suele olvidar
en muchos casos que el grito de Urbano II ¡DIOS LO QUIERE! trajo cosas que
conviene recordar porque desde luego se las traen.

LA CRUZADA DE LOS NIñOS

Tras el fracaso de la IV cruzada, se inició antes de la V otra más
era el año 1212 y un movimiento de adolescentes recorrió Europa.
Los jóvenes europeos especialmente los franceses y alemanes se organizaron
para recuperar con su pureza infantil los lugares santos mancillados por los
musulmanes.
El resultado fue desastroso: los que no murieron por hambre o enfermedad fueron
capturados por capitanes listillos y chivatos que los vendieron como esclavos.

LA V CRUZADA: LA AVARICIA ROMPE EL SACO

Inocencio III organizó en 1218 una cruzada para conquistar Egipto, a priori
más vulnerable. Se conquistó Damietta junto a la desembocadura del Nilo, los cruzados se crecieron: tenían controlada la desembocadura del Nilo y eso poní a los estados francos en posicióm segura. El exceso de confianza les hizo decidirse por atacar El Cairo. El resultado fue un completo fracaso que les hizo retirarse e incluso 3 años después tuvieron que dejar lo conquistado en Egipto.

LA VI CRUZADA: EL TRIUNFO DEL EXCOMULGADO.

Cuando el Papa organizó esta cruzada le exigió al emperador Federico II Hohenstaufen que en señal de penitencia eximiera sus culpas con Dios y acudiera a la cruzada. Federico se hizo el remolón y le daba largas al Papa con excusas tontas, el Timonel de la barca de San Pedro lo excomulgó
El emperador que no era tonto y tenía planes para Jerusalén (para gobernar el reino él solito claro) y partió a las cruzadas sin la bendició del Papa en 1228. Lo curioso es que recuperó Jerusalén con un acuerdo diplomático, además entraban en el paquete Belén y Nazareth.

LAS CRUZADAS VII Y VIII: MEJOR LO DEJAMOS.

Los logros de Federico II no duraron demasiado: en 1244 Jerusalén cayó otra vez (esta sería la refinitiva). El rey San Luis IX de Francia encabezó la VII cruzada, de nuevo contra Damietta en Egipto. Fue hecho prisionero junto a casi todo su contingente.

El rey fue puesto en libertad, pero como no escarmentaba en 1270 organizó otra cruzada contra Túnez. El devoto rey pensaba que iba a congratular a Dios, pero iba en realidad a beneficiar a su hermano el rey de Nápoles (Carlos de Anjou) que estaba harto de la competencia de los mercaderes Tunecinos. La peste acabó con el rey y con su ejécito y de paso con las ganas de la nobleza europea de hacerle tanto caso al Papa (pese a que el Vaticano intentó organizar más, claro como no iban ellos...)
Las pocas posesiones que les quedaban a los cruzados fueron abandonadas por estos en 1291 tras caer San Juan de Arce.

Los poetas del rock 2: King Crimson

Image hosted by Photobucket.com
Hablar de King Crimson a estas alturas supone hablar
de un fenómeno musical sin parangón en la historia del rock.
Considerar a Genesis o a Yess sería imposible hoy día
sin los maestros de lo progresivo.
¿Quién iba a pensar que Robert Fripp,
Greg Lake, Ian McDonald, Michael Giles y Peter Sinfield
nos iban a introducir en un mundo lejano de la banalidad
y lleno de majestruosas tramas instrumentales?
En 1969 publicaron su primer trabajo
In the Court of the Crimson King,
que supuso el comienzo de cosas enormes que la gente
pensaba que no podrín llegar jamás.
Desde 21 st Century Schoid Man que nos muestra la cara más
desconcertante y aguerrida del grupo, acelerada y
rocosa pasando entre otras por la maravillosa Epitaph, llegamos hasta In the court of the Crimson King
que cierra el disco.
Cierto que la canción casi parece una parodia de sí mismos en el tramo final de la misma, pero su velo misterioso y onírico permanece pese a la sensación de ser un tema algo cansino.
El disco reproduce de forma valiente los defectos y virtudes del rock sinfónico que practicará la banda durante mucho tiempo y sirve de espejo para muchas de sus obsesiones.
Disfrutad de la letra de In the court of the Crimson King, un lujazo.
El cortejo del Rey Carmesí


Las cadenas oxidadas de las lunas prisioneras
están corroídas por el Sol.
Recorro un camino, los horizontes cambian.
Las fiestas han empezado.
El flautista de púrpura toca su melodía,
el coro canta suavemente;
tres canciones de cuna en una lengua ancestral,
para el cortejo del rey Carmesí.

El guardián de las llaves de la ciudad
pone cierres a los sueños.
Ante la puerta del peregrino
aguardo sin ningún fin.
La reina de luto entona
la marcha fúnebre,
sonarán las delicadas y broncinias campanas;
para convocar a la hechicera del fuego
al cortejo del rey Carmesí.

Al tiempo que el jardinero planta un árbol perenne,
pisa una flor.
Persigo al viento que despide una nave
para probar lo dulce y lo amargo.
El director levanta su mano;
la orquesta ya puede empezar a tocar
al ritmo lento de una rueda de molino
en el cortejo del rey Carmesí.

Ante tiernos llantos de viudas en mañanas tristes,
los sabios hablan sobre sandeces;
Me apresuro por entender los signos divinos
que expliquen toda esta farsa.
El bufón de amarillo no toca,
pero suavemente raspa las cuerdas
sonriendo ante la danza de marionetas
en el cortejo del rey Carmesí.



The Court of the Crimson King
McDonald/Sinfield

The rusted chains of prison moons
are shattered by the sun.
I walk a road, horizons change
the tournament's begun.
the purple piper plays his tune,
the choir softly sing;
three lullabies in an ancient tongue,
for the court of the crimson king.

The keeper of the city keys
put shutters on the dreams.
I wait outside the pilgrim's door
with insufficient schemes.
The black queen chants
the funeral march,
the cracked brass bell will ring;
to summon back the fire witch
to the court of the crimson king.

The gardener plants an evergreen
whilst trampling on a flower.
I chase the wind of a prism ship
to taste the sweet and sour.
The pattern juggler lifts his hand;
the orchestra begin.
As slowly turns the grinding wheel
in the court of the crimson king.

On soft grey mornings widows cry,
the wise men share a joke;
I run to grasp divining sings
to satisfy the hoax.
The yellow jester does not play
but gently pulls the strings
and smiles as the puppets dance
in the Court of the crimson king.